Mayo 2019 Boletín - "¡No Puedo Evitarlo!" por Roni Burton, MD

¡Hola a todos!

 ¿A usted, un amigo o un familiar suyo, ha hecho esa declaración? El simplemente "¡no puedo evitarlo!" Podría tratarse de cualquier cosa. Comer demasiada comida, comprar el otro par de zapatos, haber dicho algo que no pretendía decir, ir a un sitio de internet que produce vergüenza en lugar de elogiar a Yah. Cualquier cosa en nuestra experiencia humana acierta. Una vez tuve un paciente que tenía tanto "amor" por la tarta de batata que se comió una tarta entera a la vez. Resulta que conozco la pastelería y que sus tartas de camote son deliciosas. La cuestión es que esta persona fue diagnosticada con diabetes, presión arterial alta y algunas otras cosas. Sus niveles de azúcar en la sangre "aumentaron", la presión arterial estaba fuera de los límites, y él tenía una confusión mental por el: "¡no podía contenerme a mí mismo!”

Algunas sustancias adictivas pueden tener significantes consecuencias físicas y psicosociales. Algunos ejemplos incluyen el alcohol, opioides (vicodin, morfina, etc.), canabis (mariguana), cocaína y los ansiolíticos (por ejemplo, Xanax, Ativan, etc. para la ansiedad). Los conductores bajo la influencia han muerto o han causado la muerte de otros. Otras consecuencias pueden incluir la pérdida de empleos, de las finanzas por ejemplo, debido a una adicción al juego, relaciones disfuncionales debido a que uno o ambos cónyuges se ven afectados por la adicción. El tratamiento médico de la adicción incluye varias modalidades, como asesoramiento, psicoterapia, farmacoterapia (medicamentos), grupos de ayuda mutua y más. (1) Pero más allá de solo detener el comportamiento o los patrones destructivos, “la adicción causa cambios estructurales y funcionales predecibles y persistentes en el cerebro. Se ha encontrado pérdida de volumen de numerosos tipos de estructuras y de tejido cerebral debido a la dependencia al alcohol, la dependencia de la cocaína, la dependencia de opiáceos y al abuso de sustancias múltiples. Numerosos sistemas de neurotransmisores involucrados en las vías de recompensa y estrés en el cerebro se ven afectados por el uso crónico del alcohol y otras drogas… ” (2). 

¿Cómo se llega al lugar? donde "¡no pueden evitarlo!" Esa respuesta se remonta 6,000 años bíblicos a un jardín donde se hizo otra pregunta: "... Sí, ha dicho Dios: ¿No comeréis de todos los árboles del Jardín?” (Génesis 3:1)

Se dio una respuesta ignorante, y la Mente Divina fue despojada de ellos (Génesis 3:6 & 7). En lugar de que la naturaleza divina los cubriera, ahora habían pactado con vergüenza, desnudez y el temor (Génesis 3:10). Se implanto un ADN diferente al de Yahvé en sus mentes. En lugar del poder del Espíritu Santo, el amor del Padre y la mente sana de Cristo, ahora estaban esclavizados por el espíritu de temor (2 Timoteo 1: 7). Nadie planea ser adicto a una sustancia, a una persona, a conductas, ciclos y patrones destructivos, muchos de los cuales son generaciones. Entonces, ¿cuál es la solución? He sido bendecido al ver ambos lados: lo que ofrece la medicina y lo que ofrece la Palabra/Cristo. La mayoría de las adicciones comienzan con algún trauma emocional o curiosidad que conduce a la experimentación que establece un patrón o predisposición basada en la historia familiar o alguna otra razón; Hay una percepción en la mente que conduce a una acción. La Palabra dice: "Haya pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesus..." (Filipenses 2: 5). “Y no os conforméis a este siglo; mas reformaos por la renovación de vuestro entendimiento ...” (Romanos 12: 2). Debe haber una impregnación de la Palabra viva. Esa Palabra es la “simiente de Dios” (Lucas 8:11). La simiente es Cristo (Gálatas 3:16). No es la palabra de letraque mata, mas el Espíritu vivifica (2Corintios 3: 6). Las Palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida (Juan 6:63). Cuando el adicto recibe "con mansedumbre la Palabra ingerida, la cual puede hacer salvas vuestras almas" (Santiago 1:21) y "puede con freno gobernar todo el cuerpo" (Santiago 3: 2), hace una restauración del todo. “Y el Dios de paz os santifique en todo; para que vuestro espíritu, y alma y cuerpo, sea guardado entero sin reprensión para la venida de nuestro Señor Jesucristo ” (1 Tesalonicenses 5:23).

La medicina de la Palabra viva no tiene efectos secundarios, solo "hartura de alegrías…  deleites en tu diestra para siempre" (Salmos 16:11). Tenemos numerosos testimonios de su poder curativo sobre la adicción aquí en Forerunner Internacional (consulte los testimonios). Nadie más tendrá que decir: "¡No puedo evitarlo!" porque "de la gloria de este misterio ... que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria" (Colosenses 1:27). Entonces "seas prosperado en todas cosas, y tengas salud, así como tu alma está en prosperidad" (3 Juan 1: 2).

Hasta la próxima vez, ¡bendiciones!

Pastor Roni

Referencias:
1. Cuidados continuos para la adicción: Indicaciones, características y eficacia, Autor: James R. McKay, PhD de UpTodate.
2. Idid.
3. Todas las referencias de las Escrituras de la versión King James de la Biblia y Reina Valera 1960.

EspañolADMIN