Marzo 2019 Boletín - "Apologéticas para Apologistas" por Brian Lollock

Mar2019, Brian-Apologetics for Apologists Spanish.png

Como cristianos, ¿cuántos de nosotros podríamos decir, al ir a la iglesia, hubo un momento o quizás hasta ahora, hemos luchado para creer lo que se predicaba o se enseñaba acerca de Jesucristo? Quiero decir, no solo en dudar los sermones y la Biblia, sino en dudar de Dios, todo junto? Esto realmente se reduce a no saber lo que creemos, o mejor aún, a quién creemos.

Al ayudar a los creyentes a familiarizarse más con la fe y en defender el Evangelio, la apologética se ha convertido en una herramienta y técnica bien conocida entre las comunidades cristianas en los últimos años. Apologética significa, "argumentos razonados o escritos en la justificación de algo, típicamente una teoría o doctrina religiosa". Por lo general, los apologistas se refieren a 2 Timoteo 2:15: "estudiar para presentarte a Dios aprobado" y a 1 Pedro 3:15: "estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón”, para apoyar la perspectiva de usar fuentes bíblicas y las no bíblicas, al conocer y defender la fe. Quizás Rabí Zacarías, William Lang Craig, y C.S. Lewis, son los hombres más influyentes en sus obras apologéticas. Estos hombres responden a preguntas complejas sobre Dios, desde un punto de vista filosófico y lógico, con la esperanza de que la persona o las personas que preguntan, llegaran a conocer a Dios y creer en Él. Un ejemplo de preguntas podría ser: ¿Qué evidencia hay para la creación y la existencia de Dios? ¿Por qué Dios permite el mal en el mundo? ¿Cómo sabemos si el cristianismo es correcto? La mayor parte de lo que vemos hoy en Apologéticas, se trata de mostrarle a alguien cómo Dios es real y verdadero, usando el razonamiento lógico. Sin embargo, la apologética es mucho más de lo que podemos pensar.

Una buena pregunta que debemos hacernos ahora es: ¿Acaso creer que Dios es realmente suficiente para nuestras almas, y es acaso lo mismo que tener una relación con Dios? Echemos un vistazo a Santiago 2:19, que dice: "Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.” Claramente, no calificaríamos a esos demonios como siendo salvados, a pesar de su creencia en Jesucristo.

¿Cómo quiere Dios que defendamos Su Palabra? 

El apóstol Pablo nos dice: "Estoy puesto para la defensa del evangelio" (Filipenses 1:17). La palabra "defensa" en este verso, es la palabra griega, “Apología”, de donde obtenemos la palabra, “Apologética”. Ahora echémonos un vistazo más de cerca, a lo que Pablo quiere decir con "defensa del Evangelio". La palabra “Apología” es dos palabras griegas juntas: Apo y Logos.

Apo significa “quitar” o “separar”. Logos significa la cubierta exterior o cubierta de una semilla (Lucas 8:11). Podemos concluir que la apología es la separación de la capa exterior de la semilla o la Palabra de Dios. Cuando se quita la capa externa de la Palabra, se expone la Palabra viva, también conocida como el Rema de la Palabra de Dios. Esto significa que una verdadera apologética o un apologista, es alguien que puede tomar los logos de la Palabra de Dios y puede abrir el Rema para revelar los misterios de Cristo. Los apóstoles son los que primero revelan los misterios de Cristo (Efesios 3:4-5).

Jesucristo / Yeshua usa la apologética con Satanás, ya que salió del desierto y declaró: "No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” (Mateo 4:4). Cuando Satanás citaba las Escrituras, solo podía dar el logos de la Palabra. Jesucristo usó la apologética para darle a Satanás el rema de la Palabra para hacerlo huir.

Entonces, ¿qué podemos aprender de Jesucristo? La apologética significa romper para abrir la Palabra rema de Dios, cuando el enemigo viene a dar sólo el logos de la Palabra o la "letra que mata" (2 Corintios 3:6). Esto va más allá de tener una creencia en Dios. A través del rema / Palabra revelada, los misterios de Cristo, el enemigo debe irse, y la sanación del pecado tiene lugar en el creyente.

La verdadera apologética es la revelación de Dios que se te manifiesta. A través de la verdad revelada, esas luchas de duda se van y son reemplazadas por la "Palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas", Santiago 1:21.

Con sincera consideración y oración, las esperanzas de comprender la Apologética, brindan edificación a cada persona en el cuerpo de Cristo para que usted no discuta, sino que "bendiga a quienes lo maldicen".

Shalom,
Brian Lollock

EspañolADMIN