Septiembre 2018 Boletín – “Viscosidad: La Alegoría Espiritual del Aceite de la Unción” por Vanessa Hayes

¡Shalom, mi querida familia Forerunner! Te saludo con un beso sagrado de revelación en este emocionante mes de septiembre lleno de los días festivos de otoño: Fiesta de las Trompetas, Día de la Expiación y Fiesta de los Tabernáculos.

Todo a nuestro alrededor es como un aula donde podemos aprender sobre las leyes de Dios y Su naturaleza divina al observar primero el tipo natural y la sombra [Colosenses 2:1], y luego comenzamos a entender los principios espirituales [1 Corintios 15:46] para operar en Su Reino. Romanos 1:20 también nos dice que "Lo invisible de Él, Su eterno poder y Su deidad, se hace claramente visible desde la creación del mundo y se puede discernir por medio de las cosas hechas. Por lo tanto, no tienen excusa.Entonces, ¿estás listo para aprender algo de las leyes físicas?

El mes pasado, el Espíritu Santo ha estado revelando una comprensión más profunda del aceite de la unción y sus propiedades, o lo que conocemos como su carácter y función según el pensamiento hebreo. Aceite se caracteriza por su viscosidad, que se define como la resistencia al flujo debido a la fricción interna y se mide por la fuerza por unidad de superficie que resiste un flujo en el que las capas paralelas separadas por unidad tienen una velocidad relativa a la unidad cuando están en movimiento. “Alta viscosidad” = más resistencia y “baja viscosidad” = menos resistencia. Ahora, veamos esto proféticamente y hagamos algunas preguntas para desvelar este misterio. ¿De qué simboliza el aceite en las Escrituras y dónde lo vemos en las Escrituras? ¿Qué significaría simbólicamente “resistir el flujo?”

El apóstol Michael Petro nos ha mostrado que  el aceite es simbólico de la enseñanza, como en la parábola de las diez vírgenes. Cinco vírgenes prudentes habían traído el aceite o, la enseñanza, para su viaje a la ceremonia de matrimonio, y cinco vírgenes insensatas no compraron el aceite ni la enseñanza. Dentro del templo, encontramos el aceite dentro de la menorá, que es un símbolo de ti y de mí como la Iglesia [Apocalipsis 2:5]. El aceite se extrae a través de la mecha en cada rama para alimentar el fuego o, simbólicamente, la comprensión de los misterios del Reino. El apóstol también nos enseñó el mes pasado que este mismo fuego es lo que el Sumo Sacerdote usa para encender el altar del incienso (Fiesta de Trompetas), para dar un dulce aroma de oraciones justas ante el Señor para pasarse por el velo (Día de la Expiación) para entrar el Lugar Santísimo (Fiesta de los Tabernáculos).

Cuando miras la palabra aceite en hebreo usando el número para ella en el Diccionario de Strong, que es H8081, la raíz de esta palabra significa aliento. Esta es una hermosa imagen del Ruach HaKodesh, el “aliento de Dios,” que pronuncia profecías en la Fiesta de las Trompetas a través de Su pueblo que está ofreciendo oraciones de justicia o comprensión correcta en preparación de la consumación final. ¡Aleluya! A medida que aprendamos la enseñanza ungida de la revelación, sometamos al orden del flujo dentro del cuerpo sin resistencia, y sometamos a las presiones del fuego que está refinando nuestra alma. ¡Entonces podemos ofrecer incienso puro de oraciones al Señor, y nuestra alma se convierte en una habitación perfecta para Cristo, la Esperanza de Gloria para habitar en nosotros! ¡Aleluya! Alcanzar este lugar o estado mental es cuando somos capaces de escuchar los pensamientos de Dios, conocidos por el Espíritu de Dios [1 Corintios 2:11] a través del Espíritu Santo, y podemos cumplir los misterios de Su Reino.

Otro punto interesante es que a medida que el aceite se calienta, se vuelve menos viscoso, menos resistente. Es decir, cuando el aceite de la unción, que es la enseñanza, se calienta con fuego a través de tu comprensión de los misterios del Reino, tu vuelves menos resistente al flujo de las enseñanzas y consejos del Espíritu Santo. En la ley de física, esta viscosidad se mide con la 22do letra griega Tau, que es una cruz y es el equivalente a la 22do letra hebrea Tav. Proféticamente, esto significa que solo aquellos que no han resistido la verdad y han permitido que el aceite de la unción de la enseñanza reveladora fluya a través de ellos serán los que serán marcados o sellados.

[Ezequiel 9:4-6] 4 y le dijo Jehová: “Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella.A los otros dijo, oyéndolo yo: «Pasad por la ciudad en pos de él, y matad; no miren con piedad vuestros ojos, no tengáis compasión. Matad a viejos, a jóvenes y a vírgenes, a niños y a mujeres, hasta que no quede ninguno. Pero a todo aquel sobre el cual esté la señal, no os acercaréis; y comenzaréis por mi santuario.” Comenzaron, pues, desde los hombres ancianos que estaban delante del Templo.

Para concluir, mi oración mientras nos preparamos para los días festivos de otoño es que cada uno de nosotros se una cohesivamente en la iglesia como un solo cuerpo sin ninguna resistencia interna en nuestras almas proveniente del orgullo, la rebeldía, la pereza, la codicia, la ira, los celos, etc. para que el Espíritu Santo pueda fluir armoniosamente a través de Su cuerpo unificado, Su Iglesia, mientras cantamos con una sola voz "Haz lo que quieras, Señor." ¡Aleluya!

Que puedas estar inscrito, Vanessa Hayes

EspañolADMIN