Septiembre 2018 Boletín - "Alabanza y Adoración" Por Nathan Padilla

¿Qué es Alabanza y Adoración? ¿Se trata de teclas y sintetizadores con acordes hipnóticos que configuran la "atmósfera" con máquinas de humo y láser? ¿Crearon así los primeros Cristianos el ambiente”?  Me cuesta imaginarme al apóstol Juan mirando a Policarpo y diciendo: "Toca el piano, estoy a punto de profetizar". La adoración no es siquiera cuando cantas y bailas. Es más una forma de pensar y estilo de vida. Observemos la adoración de la manera en que lo hizo la iglesia primitiva.

El apóstol Pablo habló en dos de sus epístolas relativo a cantar canciones espirituales [Efesios 5:19; Colosenses 3:16] muy brevemente. En la iglesia moderna de hoy puede haber muchas interpretaciones; sin embargo, las enseñanzas de Pablo a menudo son malentendidas y "retorcidas para su propia destrucción" [2 Pedro 3:16]. Si quisieran cantarle al SEÑOR, en la iglesia primitiva cantarían de los salmos.

En los días comunes, cantan el Salmo (Salmos 15:1-5), Señor, ¿quién habitará en Tu tabernáculo? inclusive el canon, del misterio de los sacramentos. [1]

Si deseas algo para cantar, tienes los Salmos; [2]

No se descuiden, ni despojen a su Salvador de Sus propios miembros, ni dividan Su cuerpo ni dispersen a Sus miembros, ni prefieran las ocasiones de esta vida a la palabra de Dios; pero reuníos todos los días, mañana y tarde, cantando salmos y orando en la casa del Señor: [3]

Ahora, los salmos que David escribió no fueron solo canciones poéticas que se juntaron, sino que fueron un nuevo conjunto de doctrinas. Según el propio Yahoshua, Él llama a los salmos, la ley. En el Evangelio de Juan, Él dice, "¿No está escrito en vuestra ley, 'YO DIJE, ¿”DIOSES SOIS”? ' " [Juan 10:34] que es una referencia al Salmo 82:6. Hipólito expone el significado de esto:

"El libro de los Salmos contiene una nueva doctrina según la ley que fue dada por Moisés; y así, es el segundo libro de doctrina después de la Escritura de Moisés. Después de la muerte, entonces de Moisés y Josué, y después de los jueces, David se levantó, uno considerado digno de ser llamado el padre del Salvador, y él fue el primero en dar a los hebreos un nuevo estilo de salmodia, por el cual se deshizo con las ordenanzas establecidas por Moisés con respecto al sacrificio, e introdujo un nuevo modo de adoración a Dios por himnos y aclamaciones; y muchas otras cosas además de la ley de Moisés, enseñó a través de todo su ministerio. Y este es lo sagrado del libro y su utilidad. Y la cuenta que se dará de su inscripción es esta: (porque) como la mayoría de los hermanos que creen en Cristo piensan que este libro es de David, y lo inscriben "Salmos de David", debemos decir lo que nos ha llegado con respecto a eso. Porque ¿por qué es que incluso la inscripción más simple falta en ellos, como la que dice: "Un salmo de David" o "De David," ¿sin ninguna adición? Ahora bien, mi idea es que, donde sea que esta inscripción aparezca sola, lo que está escrito no es ni un salmo ni una canción, sino un tipo de declaración bajo la guía del Espíritu Santo, grabada para el beneficio de aquel que es capaz de entenderla." [4]

Los Salmos fueron una nueva colección de doctrinas que nos hizo pasar de los sacrificios físicos a los sacrificios espirituales. ¿Qué tienen que ver los sacrificios con la adoración? Los sacrificios son adoración levítica [1 Samuel 1:3]. Así es la manera de que adoraban los sacerdotes a Yahoshua (Jehová). David entendió lo que Dios siempre había deseado de Su pueblo y no fue "con la sangre de cabras y terneros", de lo contrario, él se lo hubiera ofrecido a Yahoshua. En el Salmo cincuenta y uno, David dice "Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría; no quieres holocausto. Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás Tú oh Dios," [Salmos 51:16-17]. David entendió lo que Dios desea. Orígenes nos ilustra qué es el "sacrificio de alabanza" [Jeremias 33:11; Hebreos 13:15]:

Porque el alma debe presentar una ofrenda cuando "se da a conocer" que Dios no busca un sacrificio carnal porque "un espíritu aplastado es un sacrificio a Dios." Por lo tanto, "su pecado es conocido por él" cuando aprende del Señor que dice: "Prefiero la misericordia más que el sacrificio;" y cuando debería saber ofrecer "un sacrificio de alabanza" en la Iglesia y hacer "oraciones al Altísimo" por medio de Cristo nuestro Señor," a quien sea alabanza y gloria por los siglos de los siglos. ¡Amén!" [5]

Creo que él es aquel que alaba a Dios en todas sus acciones y cumple a través de él lo que nuestro Señor y Salvador dice: "Para que los hombres vean tus buenas obras y alaben a tu Padre que está en el cielo." Por lo tanto, éste ofreció "un sacrificio de alabanza" por cuyas obras, doctrina, palabra, hábitos y disciplina, Dios es alabado y bendecido. [6]

La alabanza que Dios ha estado deseando de nosotros es la ofrenda de nuestros pensamientos, palabras y obras mediante la comprensión de la ley espiritual. Los Salmos no son solo canciones para cantar; son una doctrina destinada a ser entendida, andada y enseñada a otros. Los rabinos realmente cantaban la Torá cuando la leían. Ellos cantaban la Torá por varias razones, una de las cuales era ayudar a retener la Torá y comprometerla a la memoria e incluso tener un efecto en nuestra alma/conciencia cuando comprendemos el significado.

San Jerónimo también describe lo que significa cantarle a Dios:

'Canten a Dios, cante la alabanza a Su nombre.' "Cantate" en la Escritura invariablemente denota consideración: cante meditativamente, es decir, piense en el misterio y el sentido de la Escritura divina. "Psallere" por otro lado, implica el canto de alabanza a Dios a través de nuestro trabajo: por ejemplo, que el sentido del oído ofrece su servicio, y también la boca, los ojos y las manos, y todos los miembros del cuerpo armonizan, por así decirlo, y puntea los acordes del Salterio en actos nobles. [7]

Si escuchamos música de adoración solo teniendo en cuenta que nos gusta el ritmo o el sonido que da, pero nos falta la comprensión espiritual de estas canciones, entonces no somos diferentes de los paganos. Solía escuchar a la banda de rock Pink Floyd y otros álbumes y podía tener una "experiencia" y eso parece ser lo que la gente en la iglesia de hoy parece estar persiguiendo. Incluso aquellos que están en el movimiento de la New Age entienden cómo los tonos pueden "alterar su estado de conciencia" para entrar en un dominio espiritual. Algunas iglesias han adoptado estos métodos, pensando que apagar las luces, tocar tonos atmosféricos, tener luces majestuosas y algunas letras pegadizas con referencias bíblicas esparcidas son la forma. Están tratando de ingresar de una manera diferente. No necesitamos esos instrumentos. ¡Somos los instrumentos, somos el santuario, la canción está dentro de nosotros! La canción está en nuestros pensamientos, palabras y obras. Si nuestros antepasados no necesitaran tales trucos para estar en la presencia del Padre. La iglesia usa tal bufonería, pensando que esto es lo que nos hace "espirituales" y "libres." Usar instrumentos y cantarle al Padre no es carnal; es cuando te falta la comprensión y solo estás tocando estos instrumentos y cantando como lo harías en el mundo. De hecho, es una de las plagas que se soltó en Egipto. Orígenes describe la adoración falsa como el croar de las ranas:

Creo que las canciones de los poetas están indicadas figurativamente por la segunda plaga en la que se producen las ranas. Los poetas con una cierta melodía vacía e inflada introdujeron historias engañosas en este mundo como por los sonidos y las canciones de las ranas. Para ese animal es inútil, excepto que produce un sonido áspero inferior. [8]

Los poetas también se consideran Profetas según la iglesia primitiva. Entonces, esto podría ser representado así como una adoración falsa profética. También hay extractos de Clemente que nos revela este tipo de adoración falsa:

Para mí, por lo tanto, ese tracio Orfeo, ese Tebano, y ese Metimnano, - hombres, y sin embargo indignos del nombre, - parecen haber sido engañadores, que, bajo el pretexto de la poesía que corrompe la vida humana, poseídos por un espíritu de hechicería ingeniosa con fines de destrucción, que celebran crímenes en sus orgías y que hacen materiales de la adoración religiosa las aflicciones humanas, fueron los primeros en atraer a los hombres a los ídolos; no, construir la estupidez de las naciones con bloques de madera y piedra, es decir, estatuas e imágenes, sometiendo al yugo de la esclavitud extremista la libertad verdaderamente noble de aquellos que vivieron como ciudadanos libres bajo el cielo por sus canciones y encantamientos. [9]

Debemos adorar al Padre en Espíritu y en Verdad. Somos los verdaderos instrumentos de Dios, y Él quiere usarnos a todos de una manera tan poderosa que incluso los demonios huirán de aquellos que son atormentados, como en el caso con David y Saúl. Esta es la adoración que trae transformación. Comprenda quién eres tú y para lo que has sido creado para ser. No seas limitado.

Y el que es de David, y sin embargo antes de él, la Palabra de Dios, despreciando la lira y el arpa, que son instrumentos sin vida, y habiendo sintonizado por el Espíritu Santo el universo, y especialmente el hombre, que, compuesto de cuerpo y alma, es un universo en miniatura, - hace melodía a Dios en este instrumento de muchos tonos; y a este instrumento - me refiero al hombre - él canta de manera acorde: "Porque tú eres mi arpa, y mi pipa, y mi templo." - Un arpa para armonía - una pipa por razón del Espíritu - un templo por razón de la palabra; para que el primero pueda sonar, el segundo respire, el tercero contenga al Señor. Y el rey David, el arpista al que mencionamos un poco más arriba, que exhortó a la verdad y disuadido de los ídolos, estaba tan lejos de celebrar a los demonios en la canción, que en realidad fueron ahuyentados por su música. Por lo tanto, cuando Saúl estaba apestado con un demonio, lo curó meramente por tocar. Un hermoso instrumento de respiración para la música que el Señor hizo al hombre, según Su propia imagen. Y Él mismo también, seguramente, quien es la Sabiduría supra mundana, la Palabra celestial, es el instrumento todo-armonioso, melodioso y instrumento sagrado de Dios. ¿Qué desea, entonces, este instrumento, la Palabra de Dios, el Señor, la Nueva Canción? Para abrir los ojos de los ciegos y destaponar los oídos de los sordos, y para conducir a los débiles o errantes a la justicia, para exhibir a Dios ante los necios, para detener la corrupción, para vencer a la muerte, para reconciliar a los niños desobedientes con su padre. [10]

 

Referencias

  1. ~Liturgias Tempranas-Los Apóstoles Benditos Vol. 7
  2. ~Constitución de los Apóstoles Capítulo VI, Vol. 7
  3. ~Constitución de los Apóstoles Libro 2 Parte 3
  4. ~Hipólito-Fragmentos Parte 1.5 Vol. 5
  5. ~Orígen-Homilía en Levítico Homilía 2
  6. ~Orígen-Homilía en Levítico Homilía 5
  7. ~San Jerónimo-Homilías en los Salmos
  8. ~Orígen-Homilía en el Éxodo Homilía IV
  9. ~Clemente-Exhortación Libro 1 Capítulo 1, Vol. 2
  10. ~Clemente-Exhortación Libro 1 Capítulo 1, Vol. 2
EspañolADMIN